28 de abril de 2009

EL VALLE SAGRADO

28 de abril del 2009 ( capítulo dedicado a Sandra y Sebas en honor a su periplo por Rusia )



Otro madrugón ( hoy "sólo" las 06:15... ). Resultó que ayer nos quedamos sin los billetes de tren de Peru rail ( única compañía que te lleva al Machu Picchu ) porque se nos ocurrió dejarlo en manos de una agencia que nos falló. Tuvimos que irlos a comprar nosotros bien temprano ( sólo quedaban 4 asientos en el tren de ida!!).

Llegar al Machu Picchu no es cosa fácil ( si no quieres contratatar un tour ). Para los que somos prácticos:

1. Las entradas se compran en el Instituto Nacional de Turismo de Cuzco o en Aguas Calientes. Recordad que el boleto turístico no la incluía.

2. Los billetes de tren en Peru Rail ( se aconseja ir a primera hora - o con días de antelación - para no quedarse sin tren ). Cuidado no te vayas a equivocar de terminal... no se te vaya a ocurrir ir a la que según el mapa oficial de la ciudad te conduce al Machu Picchu porque es la otra...

3. Aquí viene lo mejor: el dichoso tren no te lleva hasta el Machu Picchu directamente ni sale de Cuzco. Sale de Ollantaytambo y te deja en Aguas Calientes ( que es un pueblecito que vive del turismo rollo Port Aventura en versión peruana ).

4. Una vez has superado los puntos 1 y 2: te buscas un bus o transporte colectivo para llegar hasta Ollantaytambo. La diferencia entre el bus y el colectivo es que el bus es más barato, hace múltiples paradas y llega tarde mientras que el colectivo se pasa tu parada y no sale hasta que se llena. Pero puedes escoger...

5. Superados los puntos 1,2 y 4: estás en Aguas Calientes donde deberás coger otro bus ( y van cuántos? ) que te deja a la entrada del Machu Picchu. Si mientras estas en la cola ( que no sabemos a que hora empieza pero a las 05:30 teniamos una gentada impresionante delante ) ves que casi todo el mundo tiene el ticket menos tu, corre a la ventanilla a por uno ( que no esta en la parada de los buses sino en la acera de enfrente calle arriba ). Se tarda menos de tres minutos si vas deprisa.


6. Una vez has llegado a la entrada decides en función de tu preparación física de EGB y de si tienes vértigo si te quedas visitando las ruinas o si coges un senderito para ascender y tomar fotos impresionantes desde algún mirador ( sí, esas de las que te salen en las revistas ). Pero ojo: hay un número límite de personas para coger el senderito más famoso ( Huayna Picchu ) donde sólo dejan pasar las primeras 400 personas que se apuntan en la lista. Esto implica una nueva cola.

7. Si te toca subir al Huayna Picchu en el primer turno ( 7:00 ) deberas contar con varias dificultades: hace frio, hay una niebla espesa que impide ver el paisaje, no se tarda 1h ( ni de coña ) que es lo que te dicen sino 3,5h en ir y volver. Recuerda que todo lo que sube tiene que bajar asi que si no estas seguro a medio camino, desiste.

8. Una vez has visitado las ruinas debes volver al punto número 5. El tren de vuelta puede que te deje en Ollantayambo en cuyo caso sigues los pasos ya descritos en sentido inverso.
Si el tren te deja en Poroy: te buscas un bus o un colectivo hasta Cuzco.

9. Al llegar a Cuzco estás reventado, tienes agujetas, hambre, pis y sueño ( mucho sueño ) pero seguro que el Machu Picchu te ha parecido genial ( o al menos así lo demuestran las fotos que has tomado )



Nota final: llevar muchos soles encima porque hacen falta ( unos 140 euros, si no comes )





Este es parte del camino para ascender al Huayna Picchu




No está mal, verdad? Nosotros finalmente decidimos aprovechar el viaje de ida para hacer un par de paraditas en el camino ( haciendo escala en Urubamba ) para visitar: las salinas de Maras y las terrazas de Moray ( éstas últimas se considera que eran un centro de experimentación agrícola donde se lograron desarrollar diferentes variedades de maíz y producción de semillas adaptadas a diversos pisos ecológicos ). Como véis el legado de los incas no sólo son ruinas o momias ( el puntito del medio es Jordi ).



En Ollantaytambo visitamos la fortaleza: mucho más imponente que la de Sacsayhuamán pues se conserva en mejor estado. No pudimos evitar hacer la visita rodeados de grupos de turistas que se seguían los unos a los otros como hormiguitas.


A las 17h cogimos el tren para volver ( recordad: es el paso 3 ).







1 comentario:

Sandra dijo...

Snif...que tiempos aquellos en los que contábamos los pasos a seguir entre el punto A y el punto B

Sustituye la corrupción y la burocracia rusa por el estrafalario sistema de transporte y el "ritmo caribeño" peruano y "voilà", ya tenemos un bonito laberinto pa turistas que no quisieron pagar "impuesto revolucionaro a la agencia de viajes"

Felicidades...dentro de unos meses, esa travesía os hará reir más y será más digna de contar que si un autocar de la agencia te lleva de A a B.

Besos de los bichos

PD: Las fotos son una pasada.