26 de abril de 2009

DE AREQUIPA A CUZCO

AREQUIPA: BAJO EL VOLCÁN

Jueves 23 de Abril del 2009 - SANT JORDI

Terminamos el día anterior en un autobús de Cruz del Sur en dirección a Arequipa. Del viaje hay poco que contar: duró la friolera de 9 horas y media (una hora y media más de lo previsto por la compañía) y no realizó ninguna parada (dispone de lavabos, eso sí). Tras recorrer cerca de 500 kilómetros encajonados en los asientos del bus, ya no nos sentíamos las piernas ( por cierto la terminal es de las más grandes que hemos visto hasta la fecha y tiene una oferta muy amplia ). Imaginaos el subidón que se siente al poner los pies en el suelo tras un periplo semejante y entenderéis porque nada más instalarnos en el hostal nos lanzamos a descubrir la ciudad de Arequipa y su centro histórico.


Situado en la falda de un volcán activo, el Misti (5821 m) y cerca de otros dos, el Chachani (6075 m) y el Picchu Picchu (5425 m) , Arequipa (cerca de un millón de habitantes y situada a 2335 m de altitud) tiene en su historia más de catorce destrucciones debidos a la furia de estos Apus protectores

Su centro histórico (fue inscrito en el año 2000 en el Patrimonio Universal de la UNESCO) es precioso. Empezamos la visita dirigiéndonos al Convento de Santa Catalina. Habíamos leído mucho acerca de ella y, a pesar de eso, nos sorprendió: este “convento” es en realidad una auténtica ciudad (construida para las dominicas en 1579) con muchos callejones, plazuelas y rincones en su interior. Nos perdimos en el recinto cerca de dos horas bajo un sol de justicia pero envueltos de silencio y tranquilidad (muy pocos visitantes por la mañana y, afortunadamente, ningún grupo de turistas); ¡Qué fácil es hacer fotos cuando no hay gente merodeando por la zona! No creo que en el Macchu Pichu o el Mirador del Condor en Colca tengamos la misma suerte. Os adjuntamos algunas fotos. De ir (ojo: 30 soles por persona) no perderse sus calles (de Sevilla, de Burgos, de Córdova), sus claustros (de los naranjos y el Mayor), la cocina, el refectorio y las espectaculares vistas desde las terrazas del Chachani nevado.




Después de la visita al convento decidimos comer en el mismo lugar donde habíamos desayunado y que tanto nos gustó. Terracita al aire libre justo detrás de la catedral. Por fin probábamos la carne de alpaca ( buenísima !! ).

Después de la siesta nos sentíamos como cuando te despiertan en una guardia a las tantas de la mañana del socio pero a pesar de eso tuvimos fuerzas para ir a visitar la Iglesia de la Compañía y la Catedral, ambas situadas en la Plaza de Armas y con entrada gratuita. La fachada de la Iglesia de la Compañía impresiona por estar hecha de piedra de sillar ( piedra volcánica utilizada en muchas construcciones en Arequipa ).



Saliendo del centro histórico, Arequipa no tiene mucho más excepto su espectacular marco montañoso. Nos hospedamos en el hostal Sumay Wasi ( 60 soles hd con desayuno continental ) que no tiene internet ni cafetería a pesar de ofertarlo pero que está muy cerca de la plaza de Armas y del centro histórico. Allí se concentran la mayor parte de las agencias de turismo que ofertan excursiones al Cañón de Colca por 80 soles ( + 35 soles de impuesto del parque no incluídos ). En general la conexión a internet es bastante mala en toda la ciudad. Será por las alturas…

Esa noche dormimos como niños.



EL VALLE DEL COLCA Y LA CRUZ DEL CÓNDOR

24 y 25 de abril del 2009


Decidimos contratar la excursión en el propio hostal, donde nos hacían un descuento ( viajamos con Wayki Tours / precio: 70 soles por persona ). No es que no se pueda hacer por tu cuenta pero las distancias son considerables y el bus local pasa de uvas a peras ( el Tour incluía traslado, alojamiento, desayuno y guía / comidas aparte ). Asustados por el mal de altura ( aquí llamado “soroche” ) nos aprovisionamos de coca ( planta y caramelos ) en un puestecillo local. Nos pasamos el viaje mascando hojas, comiendo caramelos y tomando infusiones de mate ( todo de coca, por supuesto ). Funcionó porque al llegar al punto más alto ( 4910 metros ) superamos la prueba.



El circuito recorre unos 180 km y dura aproximadamente 4 horas hasta la entrada del Cañón. Se sortea el Chachani por su vertiente oeste, pasando por la fábrica de cementos de la población de Yura. Se atraviesa la Pampa de Cañahuas, perteneciente a la Reserva Nacional de Aguada Blanca ( ojo: no se puede pisar el suelo fuera de la carretera; es reserva natural y lo prohiben así que las fotos son las que veis ). Allí nos topamos con nuestros primeros camélidos: las vicuñas.



Después se llega al Mirador de las Ventanas del Colca ( el punto más alto del recorrido y desde donde las vistas son espléndidas ).


Alcanzamos Chivay, la principal población del valle donde paramos a comer y dejamos las maletas en el hostal ( el Colca Mayo ). Es aquí donde te hacen pagar el impuesto de entrada: 35 soles por persona. Después nos fuimos a tomar un baño a las termas de La Calera ( entrada: 10 soles por persona para los turistas ). Terminamos el día sufriendo un show folklórico estridente mientras tratábamos de cenar algo en un local del pueblo abarrotado de turistas. Menos mal que no nos dolía la cabeza ( sería por la coca… )



Al día siguiente partimos al mirador de la Cruz del Cóndor. La carretera no estaba asfaltada pero el viaje valió la pena: el paisaje es impresionante. Además hizo un día espléndido.


Por el camino pasamos por diversos pueblos ( Yanque, Maca, Pinchollo ) con sus respectivas iglesias de piedra blanca y campanas de cobre que los españoles expoliaron de un palacio edificado en honor a una princesa inca. En cada pueblecito, como no, nos esperaban con chiringuitos llenos de productos típicos y bailes típicos en la calle ( por cierto: un sol la foto… )


Finalmente llegamos al mirador…



La vuelta se hizo muy pesada: sin paradas y cansados por el madrugón. Valió la pena la parada desde el mirador de Chivay



CUZCO Y EL OMBLIGO DEL MUNDO

26 de Abril del 2009

Nos levantamos a las 04:30 para coger un avión a Cuzco o Cusco ( sólo la compañía LAN ofrece vuelos Arequipa - Cuzco ). La alternativa era peor ( aunque más barata ). Bus nocturno sin paradas de unas diez horas de duración ( sin contar retrasos ). Decidimos alojarnos en el Walk On Inn ya que la experiencia de Nazca fue buena; el hotel está bien emplazado (cerca de la plaza de armas) aunque la pendiente de acceso es considerable ( así nos servirá de entrenamiento para nuestra aventura en el Macchu Pichu ya que Cuzco está a 3400 metros de altitud siendo una de las ciudades más altas del planeta ). Nada más llegar nos dirigimos a la municipalidad para comprar el boleto turístico del valle ( imprescindible para visitar algunos de los monumentos de la ciudad, museos y ruinas arqueológicas aunque caro: 130 soles por persona !!! Y no incluye la entrada al Macchu Pichu !!! ). Justo enfrente está la oficina de turismo.


Al mediodía compramos bocatas y nos fuimos a visitar andando las ruinas de Saksayhuaman. Hay dos formas de llegar; la más cómoda es ir en taxi, la segunda es ir caminando ( como siempre si coges el atajo, es más empinado ). Desde la Plaza de Armas se tarda media hora; desde el hotel ( si no te pierdes por el camino ) 20 minutos.

Se trata de una fortaleza del imperio Inca. El encaje de las piedras es perfecto. Se dice que se necesitaron más de 20.000 hombres para construirla y tardaron más de 70 años. Destaca la muralla Sur que es la más bien conservada. En la zona norte te encuentras con un laberinto de túneles donde enterraban a sus muertos.

Se dice que alli habria estado ubicado el templo mas importante del Hanan Qosqo o Cusco de Arriba, dedicado a la cosmologia andina, a la veneracion del sol y la luna, las estrellas, el rayo y las demas divinidades. Se califica de ciclopea por el tamaño de sus piedras, algunas de las cuales pesan entre 90 y 128 toneladas.


Al final de la visita ( que conseguimos hacer sin que ningún guía nos persiguiera ) cayó un chaparrón, con granizada incluida,que nos obligó a volver al hotel donde decidimos tomar mate de coca ( por eso de no perder la costumbre ).

Cenamos sopa de Quirao ( hecha con un cereal muy pequeño parecido a la avena, perejil, cebolla y zanahoria ), lomo a la saltada ( tiras de lomo con cebolla y patatas ) y papa a la Huancaina ( patatas con una salsa que Jordi todavia no ha sabido descifrar ) y todo por tan solo 26 soles.


1 comentario:

Sandra dijo...

Las fotos son geniales como siempre.Sólo un apunte porque tal y como lo narráis no se si lo he entendido bien, pero como mujer de argentino, matizo que el mate no lleva coca chiquets. Si no, Sebas y yo estaríamos ya en la cárcel por camellos.
Hecho de menos comentarios personales, que los nombres de las cosas ya nos las miraremos en wikitravel.
Seguid disfrutando